Producto > Premarco / Instalación

 

 

Montaje en interior

 

El premarco es una pieza fundamental e importante en la puerta acorazada ya que es la parte que recibe el peso de la puerta y trasmite la fijación hacia la obra.

El premarco debe asentarse en el pavimento terminado o, en su lugar, dejar el espacio suficiente para pasar el pavimento (ver fig. 1), y nunca debe empotrarse en pavimento (ver fig. 2).

El grueso del paramento terminado, debe ser igual al del premarco encargado por el cliente (ver fig. 3),
y nunca sobrepasar el paramento, el grueso del premarco en ninguna de la partes (ver fig. 4).


En caso de haber algún paramento perpendicular al que recibe el premarco, en alguna de las partes, este debe de retirarse un mínimo de 7 cm. (A), para poder instalar correctamente
la puerta (ver fig. 5), y nunca el paramento enrasado o a menos de 7 cm. (A).


Las riostras del premarco no deben de ser desmontadas, hasta estar recibido y fraguado el premarco en obra. El premarco debe de estar perfectamente aplomado a ambas caras, para evitar problemas de instalación de la puerta.


Las garras de anclaje tanto de la parte metálica como de madera, deberán abrirse, para poder ser recibidas en obra (ver figuras 3 y 5).  Cada premarco se acompaña de las instrucciones de montaje en obra pertinentes.

 Los premarcos se sirven paletizados y en un número que dependerá en cada caso del transporte elegido, ya que, no hay restricción por peso pero si en volumen.

Montaje en exterior

 

El premarco debe asentarse en el pavimento terminado o, en su lugar, dejar el espacio suficiente para pasar el pavimento (ver fig. 1), y nunca debe empotrarse en pavimento (ver fig. 2).

El material de terminación de la fachada exterior debe finalizar sobre y en el límite de la pletina de enrase siguiendo las indicaciones de la banda de color rojo o azúl (ver fig. 7).

En caso de haber algún paramento perpendicular al que recibe el premarco, en alguna de las partes, éste debe de retirarse un mínimo de 7 cm. (A), para poder instalar correctamente
la puerta (ver fig. 5), y nunca el paramento enrasado o a menos de 7 cm. (A).

Las riostras del premarco no deben de ser desmontadas, hasta estar recibido y fraguado el premarco en obra. El premarco debe de estar perfectamente aplomado a ambas caras, para evitar problemas de
instalación de la puerta.

Las garras de anclaje del premarco metálico deberán abrirse para poder ser recibidas en obra (ver fig. 8). Se aconseja utilizar el aparejo de ladrillos indicados en la figura 9 para una mayor agilidad en la construcción de hueco para recibir la puerta.

Cada premarco se acompaña de las instrucciones de montaje en obra pertinentes.

 

 Diversos tipos de instalaciones

Regulación de premarco y hoja

 

 

Colocación cilindro y escudo de protección

 

 Montaje manilleria

 


En e area de descargas podrá ver un video de instalación de la puerta. Puede tambien pulsar en este enlace para ir directamente.

www.acoraval.com/index2.php